18 noviembre 2008

Ferrari P4/5, Solo puede quedar uno



Y es que este modelo de Ferrari, el P4/5, no saldrá a la venta, ni se podrá pedir en ningún concesionario. Se trata de un coche único, para mayor gloria del diseñador Pininfarina, y orgullo de su comprador, el multimillonario Glickenhaus, que ha pagado 3,13 millones de euros



En marzo del año 2005 el magnate y director de cine James Glickenhaus, que es un reconocido coleccionista de coches de lujo, se puso en contacto con Pininfarina para ver si estarían interesados en realizar un coche para él. Andrea Pininfarina dijo que el Ferrari 612 Kappa y el P4/5 eran lo primero pero indicó que Pininfarina estaba interesada en producir otro coche único. La respuesta de Glickenhaus fue que quería un nuevo "Ferrari P" lo que terminó en la firma de un contrato en junio con Pininfarina para producir el coche por apoximadamente 4 millones de dolares.




El Ferrari P4/5 (conocido oficialmente como el Ferrari P4/5 by Pininfarina) por lo tanto es un superdeportivo hecho por el fabricante de deportivos italiano Ferrari pero reajustado por Pininfarina para el magnate.



El coche era un Ferrari Enzo, pero el propietario, James Glickenhaus, prefirió el diseño de los coches de carreras Ferrari de los años 1960, los Serie P.



El Ferrari P4/5 puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,5 segundos y puede conseguir una velocidad máxima de hasta 362 kilómetros por hora (225 millas por hora).
Tiene un motor de 12 cilindros con 660 CV a 7.800 rpm, 1.200 kg. La medida los neumáticos de las llantas de 20 pulgadas son: 335/30 ZR 20 los de detrás y 255/35 ZR 20 los de delante.




El interior del P4/5 fue diseñado por el mismo Glickenhaus con un iPod nano stereo y con un Tablet PC que incluía no sólo un GPS, sino también un modelo 3D del coche con una completa lista de componentes y un manual para un servicio fácil.




Los asientos fueron fabricados a medida para Glickenhaus, su cuerpo fue escaneado por Pininfarina para poder hacer unos asientos mas confortables y ajustables al propietario. Tienen una composición de fibra de carbono recubiertos con una goma negra.




El exterior del coche fue fabricado con fibra de carbono



La culminación de una carrocería exageradamente deportiva se completa con una luna construida en una sola pieza y que tiene un tamaño de 1,906 metros cuadrados. Se extiende desde la parte frontal hasta la posterior del coche, en donde asoman unas rejillas con vistas al motor V12.



Se trata de una pieza única que no será comercializada y que su función principal es la de dotar de mayor prestigio al diseñador, Pininfarina, y al comprador, Glickenhaus.











Etiquetas:
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random