25 diciembre 2008

MUELLE, La Estrella fuiste,eres y seras siempre tu



Desconocido por muchos ahora en estos momentos y admirado en la época de los ochenta a los noventa, Muelle era un mítico grafitero de Madrid, su firma se convirtió en poco tiempo en un símbolo, todo el mundo se preguntaba quien era y como podia pintar tanto y en sitios tan dificiles, es una pena que apenas haya encontrado fotos,apenas quedan firmas ya de el y las que hay por internet pues no son de muy buena calidad, pero es normal antes no todo el mundo tenia cámara digital como ahora...y tambien estamos hablando que el dejo de firmar en 1993, hace ya mas de 15 años, Asi que si teneis alguna foto de calidad no dudeis en enviarmela..


Y recuerdo algunas obras como la que pinto en el deposito de agua de campamento y al lado la de tifon otro de los escritores de ese tiempo...
También siempre te preguntabas cuando veías alguna si era original o no.


Muelle se impuso en el Madrid de los años ochenta sólo por su apodo convertido en rúbrica,una firma donde no había demasiados propósitos artísticos.La espiral terminada en punta de flecha que hacía de vector a la lectura bajo las letras,no era apropiadamente un dibujo,sino un recurso caligráfico bastante elemental.


A los grafiteros la vida se los lleva temprano-no hay más que pensar en el neoyorquino Keith Haring,que también empezó de manera muy modesta en el metro-,y en eso Muelle no ha sido una excepción.A la larga,no tuvo mucha fortuna en aquello de colocarsu creación(en realidad su nombre),tener un galerista,probar con otros soportes.Soñaba Muelle con derechos de autor,con tener un buen local y mejores instrumentos para ensayar con sus colegas del grupo de rock donde tocaba;soñaba con poder hacer en una imprenta de verdad aquellas pegatinas que esmeradamente coloreaba a mano,y soñaba buscando incansablemente el muro limpio que se viera bien al pasar(como su última obra importante:la firma a seis colores en la M-30,ya borrada).

Lo que Muelle no previó jamás es que su firma se iba a quedar como parte de una geografía de la que se participa sin conciencia y con mucha prisa.La firma de Muelle se ve pero no se mira.Con algo de buena voluntad,algo habrá de conservar,que hoy,arrancar trozos de muro pintarrajeados y guardarlos,tras lo de Berlín,no resulta nada raro.El que tenga un Muelle que lo cuide.Ya no habrá más.


Juan Carlos Argüello,Muelle,murió a los 29 años víctima de un cáncer.El profeta de los grafiteros castizos,que adornó el Madrid de la segunda mitad de los ochenta con su peculiar marca,alumbró a toda una pléyade de guerreros del aerosol que usaban los muros de la ciudad para expresar una actitud y una ética distintas a las convencionales.Ahora,después de miles de pintadas,la herencia mural de Muelle es escasa.Pero el concejal de cultura esta´ dispuesto alguna de sus obras si recibe solicitudes para ello.Sería un homenaje póstumo al artista callejero que dió bastante trabajo a otro servicio municipal,el de Limpiezas.Un empleado de ese departamento se refería al artista callejero como"ése que puso de moda el guarrear la ciudad"


Muelle había dejado de actuar en 1993,al considerar que su "mensaje" estaba ya "agotado".Casi todas sus huellas y las de sus epígonos han sido borradas por bayetas municipales,y sus retoños pintan garabatos inspirados en las nuevas culturas de baile.

Muelle se hizo,literalmente,un nombre enlas calles del Madrd de la movida.A partir de 1984 difundió su mote-que arrancaba desde la escuela,por haberse hecho una bicicleta con um muelle gigante de amortiguador-por el perfil estético de la ciudad,a través de miles de pintadas.Primero en el barrio de Campamento,donde vivía.Después por toda la Villa y Corte,e incluso por toda España.Casi siempre con nocturnidad.Al principio sus obras eran meras firmas.Posteriormente empezó a sombrearlas con colores o con dimensiones de profundidad,que le aproximaban a la estética del grafito neoyorquino.Los años de práctica también le proporcionaron unos sólidos principios éticos.Muelle fue seleccionando sus lienzos,concentrándose en superficies muy visibles,tapias de solares o vallas publicitarias(por las que sentía predilección,ya que consideraba su "mensaje"como un antídoto contra el bombardeo de imágenes que nos invade).Evitaba lugares de interés cultural o natural.


Sus cálculos en las estaciones del metro le crearon enemigos,tanto entre el funcionario del metropolitano como entre los propios chicos del grafito,pues había quien iba detrás para emborronar la obra o algún imitador,que siempre detectaba.






















Su actividad transcurrió al margen de las instituciones.Pero éstas son las únicas que pueden preservar lo que queda de su obra(después de destruir la mayoría,eso sí),como el enorme logo en rojo que saluda a la Red de San Luís,varios metros por encima de la acera,a la altura del número 32 de la calle de la Montera.Es una de las pocas pintadas de Muelle que aún existen en la ciudad.El concejal de cultura deja abierta la puerta a la conservación de alguna opieza.Pero no es el único protagonista.Muelle también viajó con su arte fuera de Madrid y allá por donde anduvo no se recató en dejar huella.La huella del aerosol.

Referencias:

http://www.geocities.com/Area51/Crater/2801/muelle.html
http://www.geocities.com/Area51/Crater/2801/muelle2.html
http://www.geocities.com/Area51/Crater/2801/muelle3.html
http://www.elmundo.es/papel/2008/04/13/madrid/2367617.html
http://www.valladolidwebmusical.org/graffiti/historia/01intro.html
http://club.telepolis.com/madridoldschool/Muelle/muelleintro.htm



mas fotos MUELLE

Otros escritores:

http://aerosolblog.blogspot.com/2005/09/fotos-del-homenaje-muelle.html

http://flecheros.wordpress.com/2008/10/17/fotos-de-varias-de-firmas-homoi-glub-rafita-muelle/





REMEBE
BLECK LA RATA
PASTRON#7
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random