01 enero 2009

TGV Alstom V-150, La Locomotora Francesa


Los franceses fueron de los pioneros en la investigación y desarrollo de los trenes de alta velocidad, no en vano El TGV es uno de los trenes convencionales más veloces del mundo, operando en algunos tramos a velocidades de hasta 320 km/h teniendo el record de mayor velocidad media en un servicio de pasajeros y el de mayor velocidad en condiciones especiales de prueba habiendo alcanzado la velocidad de 574,8 km/h en el año 2007.


EL martes 13 de febrero de 2006, el Tren de Gran Velocidad TGV francés ha conseguido superar su record de velocidad en el tramo de París-Estrasburgo, alcanzando los 553 km/h. Su anterior plusmarca data de 1990, cuando llegó a circular a 515,3 km/h.


El TGV V150 se desplazó a 574,8 kilómetros por hora en un tramo de la línea que une París con Estrasburgo, en medio de las pruebas de la cuarta generación de convoyes,es la velocidad máxima de un tren sobre rieles.


El récord absoluto de velocidad de un ferrocarril lo ostenta, desde diciembre de 2003, el tren experimental japonés Maglev de sustentación magnética -suspendido unos centímetros por encima de las vías-, con 581 kilómetros por hora, del cual haremos dentro de poco un post, aunque ha llegado ha los 650 km/h...


El TGV Alstom Alstom V-150 fue sometido a una serie de adaptaciones, como el aumento del diámetro de las ruedas de 92 a 109,2 centímetros para limitar la rotación de los motores, o unas coberturas entre los vagones para mejorar la aerodinámica.
El voltaje de la catenaria tuvo que aumentarse hasta los 30.000 voltios con carácter excepcional para nutrir las dos locomotoras , desarrolló una potencia de 19,6 megavatios(25.000 caballos) , para permitir la aceleración del V150, de 106 metros de largo y 268 toneladas de peso.


En cuanto a las vías, además del montaje de condensadores suplementarios para poder incrementar el voltaje, se había procedido a la inmovilización de las agujas en los pasos móviles, al amolado preventivo del raíl y al drenaje de la vía.
Por otra parte, las fuerzas de seguridad se encargaron de que todas las vías de circulación que atraviesan el tramo en el que se hizo la prueba estuvieran cortadas al tráfico.


Logicamente esto no se hace solo por amor al arte, estaban en juego importantes intereses económicos, ya que Alstom va a comercializar en los proximos años su nueva generación de TGV. Alstom, con la compañía ferroviaria francesa SNCF y el gestor de las infraestructuras fijas RFF pretenden con este hito de los 574,8 kilómetros por hora demostrar el valor de sus tecnologías con vistas a la exportación , en particular en países como Argentina que van a tomar una decisión próximamente sobre la construcción de nuevas líneas(China es quien puede quitarle el mercado).

Referencias:






Publicar un comentario

About Us

Recent

Random