14 septiembre 2009

El Maltese Falcon; El velero más caro del mundo


Su nombre “Halcon Maltes”, es el barco de vela más grande y más caro jamás construido, sus credenciales son impresionantes, es un velero de 289.1 pies, 88 metros de eslora, una manga de 42.2 pies, 12.6 metros y un calado de 19.7 pies, 6 metros y que puede llegar a los 24.9 nudos, 46 km/h. Su precio en estos momentos es de 70 millones de euros..


Pero sin duda lo que más sorprende de este barco es su diseño, destacando los tres mástiles que lleva a bordo, fabricados en fibra de carbono y que tienen la capacidad de funcionar de forma independiente entre ellos, además de poder rotar según se requiera. Son capaces de desplegar 2400 metros de vela en tan sólo 6 minutos, todo esto de forma automática, gracias a un sistema de guías y a cuatro motores eléctricos y todo esto se hace desde el puente de mando.


Si desde fuera uno queda impresionado por su diseño futurista pero clásico a la vez, el interior del mismo destaca por el lujo. El nexo de unión es la carlinga del mástil que sirve para unir los tres puentes y que está realizada en un material translúcido.
Aparte de un comedor con suelo de cuero negro, de las bodegas semitransparentes, de que todas las toallas estén bordadas con un halcón negro, destaca una réplica de un Bugatti, modelo 35, el cual preside una mesa, pero que dependiendo de la ocasión se puede escamotear dentro de esta.


Diseñado por Perini Navi, y construido en los astilleros de la firma en Turquía, el velero cuenta, además de esas quince espectaculares velas, con un puente que ofrece espacio y seguridad gracias a la ausencia de tirantes y sogas, asemejándose el pie del mástil a una araña, y tres anexos desde los cuales desembarcar y abordar este velero único. A su flamante aspecto exterior hay que añadirle la decoración del interior, revestido con materiales exquisitos como piel, ébano y mármoles diversos. No faltan tampoco las obras de arte contemporáneo. La carlinga del mástil, verdadero objeto de arte, es el atrio. Una suntuosa escalera conecta los tres puentes del velero, pero cabe resaltar la visión que ofrece la transparencia de los pisos, la cual permite ver el mástil central desde la parte inferior. Mención aparte es el submarino proyectado para esta embarcación, que imita el movimiento de los pingüinos y tiene la posibilidad de sumergirse ininterrumpidamente durante más de cuatro horas.
























Referencia

Oficial

Para comprarlo
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random