16 febrero 2010

¿Quattro? ¿Qué es Quattro?


Dentro de poco se celebrara el salón de Ginebra, hace 30 años en este mismo salón, sus visitantes, pudieron observar el primer vehículo con tracción a las cuatro ruedas de la marca de los cuatro aros.


Su nombre Audi Quattro, la marca alemana realizo un vehículo que fue producido hasta el año 1991 y que se convirtió en un icono de la década, tuvo varias versiones tanto para la calle como para competir en los rallyes, de él se dice que ha sido el mejor coche de la historia de los rallyes.
Se fabricaron en total 11.452 unidades.


El punto más alto se alcanzó con el Sport Quattro; equipado con un motor 2.1 turbo de 5 cilindros, capaz de desarrollar 306 CV. Podía acelerar de 0 a 100 Km. en 4.9 segundos; con una velocidad máxima de unos 250 Km/h, tan solo se construyeron 216 unidades, el marcador era digital.


La tecnología quattro® significa potencia permanente en las cuatro ruedas distribuida entre los ejes delantero y trasero. Potencia en cada eje implica una menor exigencia de potencia con un manejo muy bien equilibrado. El resultado es una mejor tracción durante la aceleración y una mayor.


Un dato curioso era el nivel de calidad que tenían todos los modelos de este coche, puesto que todas las unidades según salían de la cadena de montaje, se sometía a un chequeo electrónico de motor y suspensiones.


Después un ensayo de aceleración hasta 160 km/h y por último se hacía un recorrido de 60 km por carreteras secundarias y autopista a un régimen máximo de 4.000 rpm, lo que es lo mismo 185 km/h.


A la vuelta se volvía a inspeccionar todo, y el más mínimo incidente, obligaba a desmontar el coche entero para reciclar las piezas y usarlas en otros coches.


El Audi Quattro competía en el campeonato Mundial de Rally en el grupo B y desde entonces se convirtió en leyenda.

Aquellos automóviles con sus escasos 1000 kg, 500 cv y una aceleración desmedida llenaron de emoción el campeonato en los años 80, pero también demostraron su peligrosidad con consecuencias trágicas y ahí llego el final de los Grupo B.


En aquel momento en el Mundial de Rallies competían vehículos de calle ligeramente modificados en dos categorías el Grupo 2 y el Grupo 4 hasta que se decide permitir el uso de tracción total y se plantean cambiar de Grupo 4 y Grupo 5 a Grupo A y Grupo B, respectivamente. Entonces ninguna marca decidió arriesgarse, excepto Audi que con su Quattro logró en 1980 ganar su primer rally y demostrar que los vehículos con cuatro ruedas motrices no tenían porque ser pesados y lentos y por lo tanto cargar con una desventaja que les impidiera ganar.


En 1982 el Audi Quattro era el coche a batir, y fue en 1983 cuando definitivamente se instauran la Grupo A y el Grupo B en sustitución del Grupo 4 y el Grupo 5, siendo el Lancia 037 el primero en ser registrado como Grupo B y el único que sería capaz de hacer frente al imbatible Audi Quattro.


De alguna forma el Grupo B se convirtió en más especializada y más avanzada tecnológicamente que los antiguos Grupos 4 y Grupo 5, ya que ahora para homologar un vehículo Grupo B tan solo había que fabricar obligatoriamente 200 vehículos frente a los 400 que eran obligatorios antes. Además para hacer una evolución bastaba con fabricar 20 nuevos vehículos, por lo que los Serie B estaban siempre a la última en tecnología.


En 1983 el Lancia 037 se hace con el Título de Constructores y un año después aparece el mítico Peugeot 205 Turbo 16 en cuyo diseño colaboró Jean Todt como jefe del equipo Peugeot Talbot Sport, y en éste, su primer año, Ari Vatanen pilotando el Peugeot consiguió ganar el Campeonato del Mundo. Así la progresión de los Grupo B continuaba y aparecían nuevas marcas interesadas en entrar en la puja, como Ford con su RS200 y Austin.


Las prestaciones de los Grupo B no paraba de aumentar y cada vez eran más dificiles de controlar, incluso se llegó a pensar en hacer un Grupo S con una limitación de 300 cv para limitar el desarrollo de los Grupo B. Pero el Grupo S nunca llegó a competir, y es que en 1986 tras los accidentes de Vatanen en el Rally de Argentina, donde casí muere, el accidente de un Ford RS200 en el Rally de Portugal que mató a tres espectadores y finalmente el accidente en el Rally de Córcega en el que murieron Toivonen y su copiloto Sergio Cresto llevó al fin de los Grupo B.


Para el año siguiente se prohibieron los Grupo B y Ford y Audi no terminarían la temporada. Aquí llegamos pues al final de La época dorada de los rallies, los Grupo B.
















Publicar un comentario

About Us

Recent

Random