19 enero 2011

El hombre del tanque-1989


Fotografia por Charlie Cole

El hombre del tanque (en inglés tank man), también conocido como el rebelde desconocido (the unknown rebel) es el apodo que se atribuyó a un hombre anónimo que se volvió internacionalmente famoso al ser grabado y fotografiado en pie frente a una línea de varios tanques durante la revuelta de la Plaza de Tiananmen de 1989 en la República Popular China.


Fotografia por Jeff Widener

Las imagenes fueron captadas el 5 de junio de 1989 por tan solo cuatro fotógrafos desde los balcones del Hotel Beijing, junto a la plaza de Tiananmen: los estadounidenses Jeff Widener, para la agencia Associated Press (AP), Charlie Cole, para la revista Newsweek, y el británico Stuart Franklin, de Magnum, para la revista Time y Arthur Tsang Hin Wah para Reuters.


Fotografia por REUTERS/Arthur Tsang


“El hombre solitario me va a fastidiar la composición de la foto”, pensó Jeff Widener, fotógrafo de Associated Press y que junto Charlie Cole, de Newsweek y Stuart Franklin de Magnum y Life se encontraba el 5 de junio de 1989 en los balcones del Hotel Beijing, junto a la plaza de Tiananmen. Widener sólo disparó tres veces su cámara y recuerda que tuvo problemas con la velocidad de obturación y la sensibilidad de la película, por eso considera casi “un milagro” que la imagen se vea nítida.



También cuenta que pudo tomar la instantánea gracias a Kurt o Kirt, un estudiante americano que le dejó usar su habitación, en la sexta planta, y que además escondió luego el carrete en su ropa interior para burlar a la policia y conseguir llevarlo a la sede de AP. “No he vuelto a saber nada de él. Me gustaría agradecer lo que hizo, porque sin su valiente ayuda el mundo nunca habría visto la foto”.



En otra habitación del hotel se encontraban Stuart Franklin y Charlie Cole. Este último, que recibió el World Press Photo Award por su imagen, recuerda que ambos vieron como un hombre con una chaqueta y una bolsa se enfrentaba en solitario a la columna de tanques que descendía por la avenida Changan. Los dos reporteros empezaron a disparar sus cámaras hombro con hombro convencidos de que en breve acabaría muerto.



“Tomé la foto con una Nikon y una lente de 300 milímetros desde un balcón a unos 200 metros de la escena” explicó Cole. La noche anterior el fotógrafo había sido asaltado y agredido por la policía china que le requisó el material captado de la represión contra los estudiantes. Por eso al poco de tomar las imágenes del hombre frente al tanque, escondió el carrete en la cisterna del vater. Y pese al registro de su habitación, logró sacar la foto y enviarla a su redacción.

La identidad y el destino del hombre que se puso frente a los tanques sigue sin conocerse a ciencia cierta. Algunos le han identificado como Wang Weilin, un estudiante de 19 años, pero no hay confirmación oficial. Tampoco se sabe qué fue de él. Los fotógrafos testigos de la escena han revelado que agentes de la Oficina de la Seguridad Pública se lo llevaron detenido alli mismo. Después su pista se pierde.

Fuentes

http://www.boston.com
http://lens.blogs.nytimes.com

http://www.ojodigital.com
http://elzo-meridianos.blogspot.com
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random