21 enero 2011

Pagani Zonda Tricolore


No hace falta que os presente a la marca Pagani, todos los aficionados a los superdeportivos de sobra la conoceis, como ya sabéis es la marca italo-argentina este año sustituye al mítico Pagani Zonda, su sustituto será el Pagani C9, aunque oficialmente se llamara Pagani Huayra.

Aquí después teneis una foto del Huayra que será presentado este 2011.




Como ya hizo Glickenhaus con el Ferrari, el P4/5, el propietario de la red de concesionarios malagueña Guarnieri, Mario Guarnieri quiso tener un Pagini Zonda exclusivo y que no hubiera ninguno como el.


Y así nace el Pagani Zonda Cinque Tricolore que ha sido vestido por una exótica carrocería tricolor.


Además de la carrocería de fibra de carbono azulada en este Zonda también llaman la atención las banderas italianas, muy típicas en las creaciones de Pagani, y sobretodo dos detalles característicos de este Tricolore: el sistema de iluminación adicional con LED y una aleta dorsal de fibra de carbono estilo tiburón sobre la tapa que cubre el inmenso V12 que aloja en su interior.


El habitáculo también ha sido decorado a juego con el exterior con una tapicería de piel teñida de azúl y tela blanca, con una inscripción que hace referencia al carácter exclusivo de esta unidad y el escudo de Guarnieri sobre el reposacabezas de los impolutos asientos deportivos.


Se diferencia estéticamente de sus hermanos por una carrocería construida enteramente en fibra de carbono y titanio, tratada posteriormente para conseguir una curiosa coloración azulada. El coche en sí es un homenaje a los Frecce Tricolori, la patrulla acrobática del Ejército italiano. La inspiración aeronáutica y el patriotismo parecen haber motivado las finas banderas de Italia que recorren la esbelta carrocería del superdeportivo, así como detalles estéticos en la forma de unas pinzas de freno pintadas en color azul.


Al habitáculo también se ha trasladado la marea azul: los tapizados son de cuero teñido, aunque en combinación con la fibra de carbono desnuda y tonos blancos el resultado final no es nada desafortundado. Puede que sea un coche que se disfruta más desde su exterior si no somos el dueño, de lo contrario con darle al contacto ya seremos felices. Al estar basado en el Zonda Cinque, lleva un motor 7.3 V12 atmosférico de origen AMG que desarrolla la inmensa cifra de 680 CV.


Con un cambio secuencial y neumáticos traseros como rodillos es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en un suspiro por encima de los 3 segundos y alcanzar con facilidad los 350 km/h.


Su dueño ha pagado por el 1.3 millones de euros
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random