11 enero 2011

Porsche 918 RSR, bestia híbrida para circuitos.


El Porsche 918 RSR, es una auténtica bestia de competición de última generación y que nos da las pistas de lo que veremos cuando el 918 híbrido de producción haga su estreno.


El Porsche 918 RSR mantiene la mecánica del 918 Spyder Concept y ahora con 55 CV extra, los que gana el motor térmico V8 que homologa 555 CV a 10.300 rpm y que unidos a los 201 CV de sendos motores eléctricos hace un total de 756 CV. Mucha tecnología. Esa es la clave para hacer del próximo superdeportivo de Stuttgart una máquina única y que suceda dignamente al Porsche Carrera GT.


La energía de las frenadas queda almacenada en un volante de inercia que gira hasta 36.000 rpm y el piloto es el encargado de recuperarla manualmente mediante un botón. Es un sistema similar al KERS de la Fórmula 1 y también al empleado por el Porsche 911 GT3 R Hybrid que tuvo ocasión de competir, entre otras carreras, en las 24 Horas de Nürburgring.


Tal y como sucediera con el Porsche 911 GT3 R Hybrid el Porsche 918 RSR mantendrá su condición de Race Lab, el término empleado por los ingenieros de Porsche para definir su condición de “laboratorio andante” y base de pruebas de los sistemas y la tecnología que emplearán en sus deportivos de carreras-cliente en los próximos años y seguir dando guerra en carreras de resistencia.


En cualquier caso tengamos en cuenta que el Porsche 918 RSR sigue estando más enfocado al desarrollo del superdeportivo que llegaría en 2012 que a la competición. Aún así Porsche nos recuerda su herencia deportiva con los rasgos estéticos de algunos de sus deportivos de carreras más clásicos, como los 908 y 917. Tampoco falta su gran alerón ajustable y su pintura de guerra, así como el número 22. El mismo dorsal que llevaba en 1971 el Porsche 917K que ganó las 24 Horas de Le Mans con Helmut Marko y Gijs van Lennep al volante.


La tecnología híbrida de Porsche ya ha demostrado esta temporada su valía con el Porsche 911 GT3 Hybrid, que ha conseguido excelentes resultados en Nürburgring, en las American Le Mans Series y en el ILMC (Intercontinental Le Mans Cup), en particular en la carrera final celebrada en el trazado Chino de Zhuhai. El Porsche 918 RSR nace con los colores de la competición, y a modo de homenaje se vistió con el número 22 y los colores de Martini del 917 que en 1971 se impuso en las 24 Horas de Le Mans con los pilotos el Dr. Helmut Marko y Gijs van Lennep. En esa edición se estableció el récord de distancia de 5335.313 kilómetros a una velocidad promedio de 222,304 km/h, un récord que perduró 39 años, hasta 2010.


De momento nos tendremos que conformar con esto que no es poco, ya que el 918RSR es un anticipo de cómo serán los porsches del futuro.






Fuente y Via
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random