25 febrero 2011

Che Guevara,Guerrillero heroico-1960





Fotografia por Alberto Díaz Gutierrez (Korda).

En los funerales por la tripulación del barco Le Couvre, que transportaba armas a Cuba y fue saboteado por los EE.UU; Korda logro tomar dos únicas fotos del Che, mas tarde esta fotografía se convertiría en la más famosa del guerrillero.

Alberto Díaz Gutierrez (Korda) falleció en París de paro cardiaco el 25 de mayo de 2001. Su arte se desarrolla, caracterizado siempre por el uso de la luz natural, en una especialización que hoy hace furor: la fotografía de modas y modelos, alcanzando renombre internacional. Ello lo llevó a conocer a Norka, una modelo cubana de extraordinaria belleza que llegó a trabajar en Francia con Christian Dior, de la que lógicamente se enamoró y con la que se casó. De ese matrimonio nacieron los dos primeros hijos, Norka y Fidel. Posteriormente, Korda se estableció como pareja otras cinco veces. Junto a esas fotos de moda, Korda toma otras de evidente intención social. Fue fotógrafo del periódico Revolución, en el que publicó importantes ensayos fotográficos.En el desempeño de ese trabajo consiguió atrapar durante unos segundos la imagen del rostro rebelde y desafiante del guerrillero Che Guevara aquella tarde lluviosa del 5 de marzo del año 1960. Se celebraba entonces un multitudinario mitin en la capital cubana para rendir homenaje a las 136 víctimas del vapor La Coubre, que había estallado, por un supuesto sabotaje, mientras se desembarcaban armas adquiridas en Bélgica para defender la revolución de las amenazas bélicas de Estados Unidos. Estaba a unos 8 ó de la tribuna donde hablaba Fidel y tenía una cámara Leica de lente semi-telefoto cuando se percató que el Che, que se mantenía en un segundo plano, se acercaba a la baranda donde estaban Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir para mirar a la multitud. Cuando vio el rostro del Che en su lente, sintió una especie de estremecimiento en su cuerpo y disparó el obturador de la cámara dos veces. En ese momento el Che se retira. Todo ocurre en medio minuto.

Esa estampa del Che Guevara se convirtió después de la muerte del famoso guerrillero en Bolivia en una de las fotografías más relevantes del siglo XX. Sólo tomó dos negativos, uno de los cuales llegaría a convertirse en su más famosa fotografía, sin embargo, cuando llega al periódico Revolución no se publica. Siete años más tarde esa imagen alcanza otra dimensión: En el verano del 67 el editor italiano Giangiacomo Feltrinelli llega al estudio habanero de Korda. Lo ha enviado Haydée Santamaría, presidenta de la Casa de las Américas. Buscaba unas fotos del Che y Korda le obsequia dos copias de la foto.

En octubre muere el Che y Feltrinelli imprime la foto en Italia, en un cartel de un metro por setenta. Es entonces cuando la foto se convierte en mito. Impresiona por su hieratismo, con su chaqueta verde oliva cerrada, con su boina negra y la estrella dorada. Se advierte en su mirada la cólera reconcentrada por aquellas muertes, hay una impactante fuerza en su expresión. A Korda le impresionó la intensidad de la mirada del Che, que él describió como encabronada y doliente.

Reproducida en grandes cantidades, la versión recortada de este retrato se volvió un icono para la generación del 68. Es la foto que se lleva a las manifestaciones, a las protestas, aparece publicada en cientos de artículos, en banderas, en posters, en murales y camisetas. Se convirtió en un símbolo de rebeldía y sigue siendo un icono para la juventud no afiliada a las tendencias políticas principales en Europa y Latinoamérica. Incluso se convirtió en un artículo pop (Andy Warhol y su famoso cartel partiendo de la imagen del che).

En los años ochenta y noventa esta imagen fue utilizada en el primer mundo como lo "chic radical" para una generación que sabía poco o nada acerca de la persona o la postura ideológica del hombre detrás del retrato. La imagen apareció en productos de prestigiosas marcas de cervezas, vodka (Korda siempre tuvo una extraordinaria admiración por el mítico guerrillero. Cuando su afamada foto del Che fue usada por una campaña publicitaria del vodka Smirnoff en el Reino Unido, Korda estableció una demanda ante los tribunales que terminó ganando), relojes y ropa, e incluso tatuada en el vientre del boxeador Mike Tyson.

La imagen también se ha utilizado como caricatura y parodia (me viene a la cabeza (no sé si la habéis visto) la caricatura de Aznar :El Che-ma), además de reclamo político para movimientos tan dispares como el zapatista, en México, los antiglobalizadores, los que reclaman la identidad latinoamericana, la identidad indígena e incluso para reivindicar a los homosexuales, y eso que el Che era bastante homófobo.

En resumen, una fotografía que supo capturar en un instante los ideales de una época y de una generación.


Fuente y Via
Publicar un comentario

About Us

Recent

Random